viernes, 11 de diciembre de 2009

Llueve en Aracena

La lluvia escurre la tinta del papel, podría arruinar lo que parece que se está gestando, pero no lo rompe, lo desborda y crea caminos.

Con catorce años la acuarela ya formaba parte de mi vida.
el agua, el agua, el agua....ese es el propio camino...

No hay comentarios:

Publicar un comentario