jueves, 8 de septiembre de 2011

Burgos

Entonces salió el sol durante cuatro días con sus noches enteras.
pero no paró de llover

tan dulce

tan simple tan vivo